La Policía alerta de la avalancha de estafas en las que suplantan a la DGT: «Directamente a la papelera»

Parece que el reciente ‘hackeo’ de la Dirección General de Tráfico ( DGT ), en el que quedaron al aire datos de miles de conductores, está siendo aprovechada a conciencia por el cibercrimen. Durante las últimas semanas tanto el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) como la Policía Nacional han alertado sobre el hallazgo de varios intentos de estafa dirigidos por delincuentes que se hacen pasar, en concreto, por la DGT. Hace apenas unos días, Incibe realizaba una publicación en la que mostraba un SMS en el que los criminales afirmaban que el usuario contaba con 24 horas para pagar una supuesta multa si no quería que la cuantía total ascendiese un 50%. También se amenazaba con demandas. Ahora la Policía Nacional ha informado sobre el hallazgo de una nueva campaña, que como ha podido saber ABC ya estaba operativa el sábado de la semana pasada, en la que se intentaba preocupar al internauta, de nuevo, con un mensaje para realizar un «último recordatorio antes del aumento de su multa pendiente de pago». Todo acompañado de un enlace a una web maliciosa en la que se busca robar a la víctima información personal y bancaria. «Si te llega este mensaje, directamente a la papelera. Es falso. No piques», avisaban desde la Policía Nacional a través de su cuenta oficial de X (antes Twitter). Pero los criminales no se rinden, y ayer, según ha podido comprobar este diario, seguían mandando SMS a los usuarios. En este ejemplo más reciente, se le informaba de nuevo sobre una nueva multa, con fecha del 8 de julio, que se debía pagar en un plazo de 24 horas. Como las anteriores, también iba acompañada de un enlace a una web maliciosa. Cabe recordar que la DGT lleva años informando de que nunca jamás notifica a los conductores las infracciones que hayan cometido a través de SMS . Y tampoco recurre a ellos para solicitar el pago de multas. Por lo tanto, cada vez que el usuario reciba algún mensaje de este tipo debe tener claro que se trata de un intento de estafa. Lo mejor en estos casos, como avisan desde Policía Nacional, es eliminar directamente el SMS. No se debe responder y, desde luego, jamás se debe hacer clic en el link que acompaña al texto, ya que puede iniciar la descarga de código malicioso en el dispositivo o redirigir a la víctima a una página fraudulenta que, probablemente, se hará pasar por la oficial de la DGT y que está pensada para robar datos y dinero.