PRESO DOS VECES.

Si un  anciano de 103 años de edad está aún preso en Haras Nacionales por no tener familia que lo reciba ni autoridad alguna que en su ancianidad le de protección, viviendo desprotegido de todos sus responsables entonces algo huele mal, pero muy mal en el Dinamarca criollo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here